La guía del A/B Testing

Durante las últimas dos décadas el marketing ha evolucionado muchísimo y una de las formas en la que los másters de esta área han perfeccionado su trabajo es con las pruebas A/B.

¿Qué son las pruebas A/B?

Prueba A/B o prueba dividida en el término simple, es la forma en la que se publican dos versiones de un solo elemento, con la finalidad de medir la funcionalidad de cada versión.

El primer paso para realizar una prueba A/B es determinar los objetivos de lo que se quiere obtener y para ello es recomendable fijar prioridades enfocadas en el ROI. Al ejecutar una prueba dividida será inevitable tener fallas, pero cada una de éstas podría servirte para obtener información de algo más. Por ejemplo, si realizas una prueba modificando el inicio de tu portal web, con el objetivo de aumentar las conversiones de los visitantes primerizos y no obtienes los resultados deseados, aún así tendrás otros resultados importantes, como descubrir que los internautas que regresan a tu portal permanecen más tiempo en él. Así el aprendizaje sobre esta prueba estará en haber notado que los usuarios y los nuevos visitantes interactúan de diferente forma. Con esto en mente y como evidencia, podrás probar con nuevos segmentos o realizar diferentes pruebas.

Las pruebas constantes son la clave para el crecimiento, así que no dudes en probar y mejorar a partir de los resultados que obtengas. La recomendación final es que desarrolles un plan de pruebas a largo plazo para que así tu empresa se vea beneficiada con resultados constantes.

1 comentario en “La guía del A/B Testing”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *