La importancia del marketing sostenible y cómo lograrlo en tu negocio

Las producciones a gran escala, prácticas poco sustentables y el abuso en el uso de recursos son sólo algunos de los elementos que han generado un desequilibrio ambiental. 

Por eso, no es de extrañarse que los nuevos consumidores busquen solventar sus necesidades de manera consciente y responsable y que le exijan a las empresas que actúen de manera sostenible para contribuir a la conservación del planeta. Ante esta situación es necesario también crear un marketing digital sostenible, pero ¿ cómo lograrlo sin morir en el intento? Aquí te decimos.

¿Qué es el marketing sostenible?

Ser sostenible se refiere a adoptar prácticas sustentables de negocio que permitan contribuir a la salud del planeta. Para serlo, se debe ser consciente de todas las consecuencias que se derivan de cualquiera de nuestras acciones, por ejemplo, la huella de carbono que se genera al producir o transportar un cierto producto.

El marketing sostenible no es una estrategia como tal, sino una forma de hacer marketing en la que hay más conciencia y se generan acciones enfocadas a la reducción, el reciclaje y la utilización responsable de recursos. Este tipo de marketing es la única forma de llegarle a los nuevos consumidores que están cambiando su forma de comprar (además de cuidar al planeta).

¿Por qué usar el marketing sostenible?

Dejando un poco de lado la obligación moral, hay varias razones de negocio por las que deberías comenzar a usar el marketing sostenible.

La preocupación por el medio ambiente es un tema cada vez más relevante para las nuevas generaciones, por lo que si quieres conectar con ellas deberás poner tu granito de arena. Ademas, usar este tipo de marketing digital mejora la relación con los clientes, le da buena imagen a tu negocio, contribuye con su crecimiento y genera confianza, lo que se traduce en ventajas y beneficios para ti, por ejemplo, que decidan obtener un producto tuyo en lugar del de la competencia, incluso si el tuyo tiene un precio mayor.

Sin duda, ser sostenible requiere de esfuerzo y toca todas las esferas de tu negocio (desde los procesos de producción, hasta la protección del medio ambiente y la responsabilidad social), pero a la larga será una inversión que te generará buen ROI ya que este tema, lejos de desaparecer, irá en aumento y los clientes serán cada vez más exigentes.

Cinco factores del marketing sostenible que debes tener en cuenta

Para comenzar a adoptar prácticas más verdes e implementar un marketing sostenible es necesario tener en mente 6 factores:

  1. Objetivos mensurables y realistas. Ten una lista de actividades que puedan llevarse a cabo con prácticas más sustentables y que puedan medirse. Es importante que tengas en mente que debes lograr un equilibrio entre ser verde y ser financieramente saludable. 
  2. Relaciones fuertes. Se sostenible te ayudará a fortalecer tus relaciones con los clientes y tus empleados.
  3. Crecimiento sostenible. Esto se refiere a enfocar tus esfuerzos de sustentabilidad en las estrategias de marketing digital que mejor le funcionen a tu negocio, de modo que el costo no supere a tu ROI. 
  4. Apoyo a otros negocios. Ser verde no es sencillo, así que muestra tu apoyo a otras marcas que lo estén intentando para que puedan crecer. El cuidado del medio ambiente es un trabajo en equipo.
  5. Influir sobre tu equipo. Las prácticas que implementes en tu negocio repercutirán en el medio ambiente, pero también en tus empleados. Sé una buena influencia para ellos.
  6. Reduce tu consumo. En la medida de lo posible, intenta reducir el consumo de recursos de tu negocio, incluso dentro de la oficina. Pequeños cambios como evitar imprimir documentos que no sean necesarios o reciclar serán muy significativos.

Ventajas del marketing sostenible

  • Ahorro. Para el planeta significa generar menos residuos, para tu negocio: reducir los costos de materia prima, es decir, ahorro en tu inversión.
  • Disminuye la contaminación. Hay menos emisiones de CO2, lo que reduce el impacto ambiental que tiene tu producción.
  • Mejora las relaciones con los empleados. Recuerda que ser sostenible no se trata sólo de “ser verde” en tu producción, tiene que ver también con ser responsable con tus empleados. Inspirar y cuidar a tu personal hace toda la diferencia en términos de productividad.
  • Favorece la imagen de tu negocio. Las empresas sostenibles generan confianza y tienen una tasa mayor de engagement. Al final del día esto se traduce en un aumento en ventas.

¿Cómo usar el marketing sostenible en tu negocio?

Como te decíamos antes, hay pequeñas acciones con las que puedes comenzar que tendrán un gran impacto en la percepción de tu marca y en el medio ambiente:

  • Cambio de packaging y paquetes de envío. Emplea materiales sostenibles, es decir, reciclados o que se puedan reciclar o compostar. 
  • Concienciación interna. Ser sostenible comienza por cambiar la mentalidad, no sólo se trata de cambiar o reducir materiales sino de generar conciencia e influir de manera positiva en el cuidado del medio ambiente. Revisa tus políticas internas y comienza con cambiar algunos hábitos de consumo dentro de tu empresa. 
  • Dedicar una parte de las ventas a una causa sostenible. Recuerda: la sustentabilidad es un trabajo en equipo, así que puedes destinar un porcentaje de tus ventas a un fin ecológico. Contribuyes al planeta y te ganas la empatía de tus consumidores.

Las empresas ya no pueden ignorar el impacto que tenemos en el planeta y aunque el tema es relativamente reciente, la tendencia dicta que será un tema primordial y, más importante aún en tema de negocio, será EL factor de compra. Pequeños cambios pueden hacer una gran diferencia y seguro que el marketing sostenible se puede comenzar a implementar para tu negocio. En Zebra nos estamos sumando a este cambio de mentalidad empleando un marketing de alto rendimiento sostenible y aplicando políticas más verdes para inspirar también a nuestros clientes a hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.