La caída del Bitcoin

En un mundo cada vez más digital, el Bitcoin parecía uno de los recursos más confiables y, sobre todo, imparables. Su alta demanda le hizo ganar una fama tal que se le percibía como un titán indestructible que nunca iba a caer, pero el cierre que tuvo en diciembre parece no augurar un buen futuro.

Durante el último mes del 2017, el Bitcoin tuvo una caída estrepitosa, donde su valor se redujo a más de la mitad y aunque las predicciones en algún momento indicaban que la moneda digital repuntaría, esto no ha sido así en lo que va del 2018. Tras comenzar a perder su valor acumulado en febrero de este año, muchos de los inversionistas entraron en pánico y comenzaron a vender, lo que ocasionó que su precio bajara aún más. Este ciclo, que se repetiría en distintas ocasiones, iba acompañado de cortos periodos de estabilidad, lo que podría explicar por qué el valor de la moneda aún no caía a cero.

Las opiniones y análisis respecto a la caída de la más famosa criptomoneda son diversas y algunas hasta contrarias: algunos creen que está pasando por un momento normal en la economía y otros creen que será su fin, incluso el de otras criptomonedas también. Lo único que es cierto hasta este punto, es que estamos viendo la caída de un gigante.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *