¿Qué son las métricas de vanidad? ¿Pueden afectar a mi negocio? 

Aunque las métricas de vanidad pueden ayudarte a generar interés en tu negocio, pueden ser también engañosas y hacerte creer que estás creciendo cuando que realmente no es así. Por eso es importante que sepas qué son las métricas de vanidad, cuáles son y para qué sirven. 

¿Qué son las métricas de vanidad?

Se le llama métricas de vanidad, o vanity metrics, a todas aquellas métricas que aparentan crecimiento en un negocio, pero que cuando se les pone en contexto pierden valor. Por ejemplo, cuando consigues miles de seguidores en tu cuenta de redes sociales, esto puede darte la sensación de que tu negocio va mejorando, pero si esos seguidores no se traducen en ventas, entonces en realidad no son significativos.

Es importante entender que estas métricas no determinan la salud de tu negocio y tampoco van a contribuir a tu marketing de alto rendimiento, porque son indicadores que no puedes controlar o repetir (en la mayoría de los casos ni siquiera sabes cómo ocurrieron). Caso contrario a las métricas accionables, que te permiten tomar decisiones, optimizar y generar un aumento en ventas a través de estrategias concretas y reproducibles. 

El problema con las vaninity metrics es que:

  • Simplifican la información.
  • No son sostenibles dentro de un contexto.
  • No tienen un impacto real en tu negocio.
  • No contribuyen a que haya un aumento en ventas.
  • No aportan para las estrategias de marketing digital.

¿Cuáles son las métricas de vanidad más comunes?

Aunque son fáciles de identificar, aquí te dejamos cuáles son las métricas de vanidad más usuales:

  • Likes y similares. Las respuestas de la audiencia a tu publicación son un indicador de que algo les gustó, pero no debe confundirse con un indicio de que una campaña está cumpliendo con su objetivo.
  • Compartido y visitas en tus redes sociales. Estas métricas de vanidad sólo son relevantes si te ayudan a llevar tráfico a tu sitio web y cuentas con una estrategia para llevar a tu lead por el embudo de conversión.
  • Clics. Esta métrica es muy relevante sólo si está ligada a una estrategia de conversión. 
  • Seguidores. Tener muchos seguidores no se relaciona directamente con el éxito de tu negocio, hay que hacer algo con ellos.
  • Base de datos de email. Al igual que con el punto anterior, hay que hacer algo con la base de datos, de otro modo sólo estás coleccionando información. 
  • Tasa de rechazo. Esta métrica debe estar ligada a una estrategia de atracción de leads, de modo que te sea útil para entender si estás logrando tu objetivo de marketing digital.
  • Visualizaciones de página. El error más común con esta métrica es creer que te da información sobre el desempeño de tu sitio web.

¿Para qué me sirven las métricas de vanidad en mi negocio?

Aunque las métricas de vanidad suelen ser números “vacíos” en los que no puedes ni debes basar tu estrategia de marketing digital, no significa que debas descartarlas del todo, ya que pueden aportar de manera positiva de otras formas a tu negocio, como:

  • Motivación. Seguro a tus equipos los motivará ver que crecen en seguidores o que el contenido le gusta a las personas.
  • Mejorar la imagen de tu negocio. Tener muchos seguidores puede ayudarte a generar una mejor percepción de tu negocio y también a ganar posicionamiento como una autoridad en tu campo.
  • Tema de conversación. Muchas veces una métrica de vanidad puede ser el pretexto perfecto para iniciar la conversación con un cliente o un futuro socio.
  • Involucra a tu equipo. Algunas métricas de vanidad pueden contribuir a que tus equipos se sientan más comprometidos y haya más interacción entre ellos, lo que puede generar un cambio significativo en tu negocio.
  • Percepción de tus campañas. Aunque las vanity metrics no son un buen sustento para tomar decisiones, sí pueden ayudarte de manera general a tener una idea positiva o negativa de tus campañas.

¿Cómo identifico las métricas de vanidad?

Las métricas de vanidad se puede identificar de distintas formas, la más sencilla es a través de ciertas preguntas que las ponen en entredicho:

  • ¿Puedes entender y explicar cómo funciona la métrica? 
  • ¿Puedes replicar la métrica?
  • ¿Puedes tomar decisiones para tu negocio con base en ella?
  • ¿Tu métrica refleja una realidad en tu negocio? (Por ejemplo, los likes que recibes ¿son proporcionales a tus ventas?).

En resumen, las métricas de vanidad te ayudarán a dar una buena impresión, lo cual puede sumar de manera positiva a tu negocio siempre y cuando no las utilices como base de tus estrategias de marketing digital o para tomar decisiones de negocio. 

Por sí solas son datos irrelevantes, pero suelen aparentar lo contrario. En Zebra trabajamos con un marketing de alto rendimiento enfocado en resultados, lo que quiere decir que usamos métricas accionables para medir y cumplir los objetivos de cada uno de nuestro clientes; sin embargo, tampoco descartamos del todo las métricas de vanidad ya que pueden usarse como un complemento o como motivación, y si se leen con prudencia pueden aportar un efecto positivo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.